Una víctima más.
©